Avisar de contenido inadecuado

El arrebatamiento pre tribulación a prueba

{
}

La doctrina del arrebatamiento antes de la Tribulación es una doctrina muy en boga actualmente en las iglesias evangelicas, pero vamos a ver cuanto de verdad hay en ella.

Los 29 puntos argumentados fueron sacados de una pagina de Faebook que pregona el arrebatamiento pretribulacional, la cual seguí mucho tiempo, hasta que comence a tener mis dudas de esta doctrina, y me pareció correcto usar estos puntos porque en las congregaciones son estos argumentos los que se usan. Comencemos:

1. No hay ni un pasaje en el Antiguo Testamento o en el Nuevo Testamento que hable de que la Iglesia pasará por la Tribulación.

En el griego secular, el término significaba una reunión de gente, tal como un cuerpo político debidamente citado, o, en general, una asamblea. No se puede presentar algún caso en que se lo usara para una sociedad religiosa. En la LXX ekklsía es traducción casi exclusiva del heb. qâhâl, "congregación", "reunión", "asamblea" (1 R. 8:14, 22; 1 Cr. 13:2; etc.). Por tal motivo nos hacemos llamar iglesia de un término hebreo. El pueblo judío del primer siglo se reunía en un “qâhâl” los días de reposo en la sinagoga.
Por otro lado, y como argumento que derriba esta afirmación debemos decir que estamos ante un error doctrinal de pensar que los que creen en Yahshúa pasan a ser la Iglesia. El Mesías vino a buscar a las ovejas perdidas de Israel. Estas son las 10 tribus que jamás volvieron de la dispersión asiria y se mezclaron con las naciones de los cuatro puntos de la tierra, llamadas en la misma Biblia como “Efraím”. Provocando a celos a la casa de Judá (los Judíos) hasta que entre la plenitud de los Gentiles (Romanos 11).
En definitiva, quien cree en el Mesías pasa a ser parte de Israel, es injertado en el Olivo Cultivado de Romanos 11-24-26 y pasa a estar bajo el pacto al cual el mesías vino al mundo a darle significado, a decir “Yo soy la Torah viviente”. Si queremos andar como el anduvo debemos vivir haciendo lo que El hizo y cumpliendo la ley de su Padre, como El lo hizo.
Y para concluir, de acuerdo al postulado que se acaba de desarrolar sobre este punto 1, la Biblia tampoco contiene ningún pasaje que diga que la Iglesia no pasará por la gran tribulación.

2. El periodo de la Tribulación es llamado el “tiempo de angustia para Jacob” [Israel], pero nunca se llama el tiempo de angustia de la Iglesia (Jer. 30: 7).

Estamos aquí en otro error doctrinal, veamos Jeremías 30:7
Jeremías 30:7 “!!Ah, cuán grande es aquel día! tanto, que no hay otro semejante a él; tiempo de angustia para Jacob; pero de ella será librado.”
El versículo habla de un día, no de un período. Pero de todas formas, si se tratara de un período este “tiempo de angustia para Jacob” el versículo dice que Jacob sería librado. Si Jacob representa a Israel, y si Israel no fuere la Iglesia, bajo esta premisa y si el arrebatamiento fuera antes del día de angustia para Jacob, éste es el que sería arrebatado.
Pero no dice en realidad que será librado de ese día, sino de la angustia que generará ese día. ¿Y por qué será librado?, veamos:

Jeremías 31:33-34
“Pero este es el pacto que haré con la casa de Israel después de aquellos días, dice Jehová: Daré mi ley en su mente, y la escribiré en su corazón; y yo seré a ellos por Dios, y ellos me serán por pueblo. Y no enseñará más ninguno a su prójimo, ni ninguno a su hermano, diciendo: Conoce a Jehová; porque todos me conocerán, desde el más pequeño de ellos hasta el más grande, dice Jehová; porque perdonaré la maldad de ellos, y no me acordaré más de su pecado.”
El plan de Dios y toda la Biblia se trata del novio y la novia, de Yahshúa y su esposa. Pero ¿quién es la esposa?
Apocalipsis 14:12
““Aquí está la paciencia de los santos, los que guardan los mandamientos de Dios y la fe de Jesús.”
¿Santos en medio de la Tribulación?, ¿Quién dice la iglesia que son los santos?, ¿los creyentes en Yahshúa, la iglesia que fue justificada por gracia por medio de la fe, pero, ¿Qué hacen guardando su Ley?, entonces si no es la iglesia, ¿los santos son los “judíos” según estas teoría católicas antisemitas?
Nuevamente este pasaje no afirma que la iglesia no pasará por al Tribulación.

3. Gabriel le dijo a Daniel: “Setenta semanas están determinadas sobre tu pueblo [el pueblo de Daniel son los Judíos] y sobre tu santa ciudad” [La Ciudad Santa de Jerusalén] (Dan. 9:24). No hay ninguna mención de la Iglesia.

¿No es raro que en todo el antiguo testamento no haya ninguna mención de la iglesia?, un Dios como Yahwe que anuncia siempre de antemano lo por venir no nombra la iglesia. ¿Que será en realidad la iglesia?, porque si no fuimos profetizados en la antigüedad, que somos en realidad.
Ahora, bajo el razonamiento de este tercer postulado que aparentemente sostiene la idea de que el arrebatamiento de la iglesia es antes de la tribulación, ¿dónde lo dice?, en ningún lado lo dice. Nuevamente debemos entender que al creer en Yahshúa somos injertados en el Olivo de Romanos 11 que representa a Israel, quedamos bajo su pacto, ya sea como gentil exiliado (Efraím) como Judío o como gentil pagano (extranjero)que como en la antigüedad, si quería quedar atado a Israel los mismos estatutos y ordenanzas eran tanto para el natural como para el extranjero. Como lo fue para los egipcios que huyeron en la pascua junto con el pueblo de Israel porque reconocieron que el dios de Abraham, Isaac y Jacob era el verdadero dios y no sus estatuas de piedra y mármol.
En la Biblia todo se trata de Israel, dejemos el egocentrismo infantil y antisemita que nos hace sociedades superiores y separadas del plan de Dios.

4. La Iglesia no tomó parte en las primeras sesenta y nueve semanas y no tendrá ningún papel en la septuagésima semana [el periodo de la Tribulación] (Dan. 9:24).

Esta afirmación es una afirmación tramposa, porque lo que según esta idea del arrebatamiento pre tribulación afirma tiene la clave en Daniel 9:27 no en Daniel 9:24. Pero si leemos todo el capítulo para poner en contexto real, Daniel eta hablando de los pecados de Israel. Luego a partir del versículo 24 comienza a hablar del regreso y la reconstrucción, y del Mesías, que será muerto al finalizar el período de las primeras 69 semanas.
Pero el punto viene ahora en el versículo 27, veamos:
“Y por otra semana confirmará el pacto con muchos; a la mitad de la semana hará cesar el sacrificio y la ofrenda. Después con la muchedumbre de las abominaciones vendrá el desolador, hasta que venga la consumación, y lo que está determinado se derrame sobre el desolador.”
El término “confirmar” esta traducido del término hebreo “gabar” (Strong H1396), que significa:
??????
Gabar: “confirmar, crecer, engrandecer, esforzar, fortalecer”

Este término es el mismo que usa Zacarías para hablar de lo mismo que habla Daniel, de que el mesías fortalecerá el pacto con muchos en esa última semana. No es el anticristo, es el Mesías.
La iglesia actual afirma que en la última semana el anticristo hará un tratado de paz con las naciones e Israel y que a la mitad de este período cesará el sacrificio y se sentará en el trono de dios haciéndose pasar por Dios.
¿Dónde dice eso por Dios?
Cuando en realidad, todo el capítulo 9 habla del arrepentimiento del pueblo de Israel por sus pecados y del Mesías, y de pronto aparece el anticristo. No tiene lógica, el que fortalecerá el pacto es el Mesías, en su ministerio. ¿No es ahí donde entramos nosotros?

Evidentemente este argumento no es más que un artilugio para acomodar las escrituras de acuerdo a lo que queremos creer.

5. El rapto se produce en Apocalipsis 4: 1, que es antes del periodo de la Tribulación que se describe en Apocalipsis 6: 1-19: 21. En la secuencia de los acontecimientos, el rapto es antes de los juicios de los sellos, trompetas y las copas.

Este argumento es uno de los más engañosos. Podemos darle cualquier tipo de interpretación a cualquier versículo de la Biblia para acomodar lo que está escrito a lo que queremos creer. Pero si dejamos que la Palabra de Yahweh hable por sí sola nos dice que es lo que Yahwe tiene para decirnos en realidad.
El capítulo 4 es la visión que tiene Juan sobre la adoración celestial. Él dice que “fue transportado en el espíritu”, significa que su cuerpo quedo en la tierra. Esto de por sí echa por tierra el argumento de que esto representa el arrebatamiento. Porque cuando seamos recogidos de los 4 vientos nuestros cuerpos serán transformados, no desdoblados en espíritu y carne. Si creemos que este versículo detalla el arrebatamiento porque a la voz de una trompeta Juan sube en el espíritu al cielo estamos contradiciendo la descripción de Pablo en 1 de Corintios 15 de cómo será el episodio. Veámoslo:
1 Corintios 15:51-52
“He aquí, os digo un misterio: No todos dormiremos; pero todos seremos transformados, en un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la final trompeta; porque se tocará la trompeta, y los muertos serán resucitados incorruptibles, y nosotros seremos transformados.”
En definitiva, un texto sacado de contexto para crear otro texto.

6. La Iglesia se menciona más de veinte veces en los tres primeros capítulos de Apocalipsis, pero la Iglesia nunca se menciona en la descripción del periodo de la Tribulación entre Apocalipsis 4: 1 y Apocalipsis 19: 1.

Siguiendo el hilo de lo que según este conjunto de versículos sugieren lo que es la iglesia este argumento es mentira, porque en Apocalipsis 14:12 se menciona a la iglesia, ya lo vimos anteriormente:

Apocalipsis 14:12
“Aquí está la paciencia de los santos, los que guardan los mandamientos de Dios y la fe de Jesús.”
¿La fe en Jesús no es de la Iglesia?, ¿o de los “judíos”?. En todo caso ellos verán al que traspasaron y llorarán por El, pero mucho mas adelante, veamos:
Juan 19:37
“ Y también otra Escritura dice: Mirarán al que traspasaron.”

Este hecho sucederá en el momento de su segunda venida, al final de los tiempos de la tribulación, para ejecutar el juicio contra las naciones, limpiar la tierra de maldad y prepararla para instaurar su reino de mil años. Antes de este momento seremos transformados como Pablo lo indica en 1 Co 15:52
Si entendemos que el libro de apocalipsis conserva un orden cronológico lineal a lo largo de todos sus capítulos vemos a creyentes en Jesús en tiempos de la tribulación. Oh oh!!
Lo más triste de todo esto es que los que predican esta doctrina afirman que la ley eta abolida y vemos a los que creen en Jesús cumpliendo con la ley según este versículo de Ap 14. Y antes de que los judíos se den cuenta que el mesías es el que traspasaron!!!!
Por otro lado, la mención de la “iglesia” e los 3 primeros capítulos de este libro es la advertencia y el ánimo necesario para los tiempos que se avecinan en los capítulos posteriores. Pensemos un poco: “si la iglesia será arrebatada antes de estos hechos descriptos el libro del Apocalipsis, ¿para que se la advierte y anima en los primeros 3 capítulos?
Otra incongruencia.

7. El periodo de la Tribulación se denomina en la Biblia como el Día de la Ira (Sof 1,15), pero la Biblia dice: “Dios no nos ha puesto[la Iglesia] para la ira” (I Tes. 5: 9).
El día de la ira no es el período de la tribulación, por algo se llama “el período de la tribulación” y no “el período de la Ira”. Este período es el que ve desde la llegada del Mesías al establecimiento del Reino Milenial.

El día de la ira es el día de su segunda venida, sobre el final de estos 7 años.
Aparte de todo esto, si 1 Tes 5:9 dice que Yahwe no nos puso para la ira, ¿eso significa necesariamente que no vamos a estar ahí en esos tiempos?. Seguro que no!!!!
Otro texto fuera de contexto para justificar un falso argumento.

8. El período de la Tribulación se denomina en la Biblia como el Día de la Ira (Sof. 1:15), pero la Biblia dice que Jesús “nos ha librará de la ira venidera” (I Tes . 1:10).

Nuevamente especulación, la ira venidera será sobre el final de la tribulación, al menos, dentro del período de los últimos 1260 días. El período de la tribulación consiste en que Yahwe apura los tiempos con juicios jamás vistos empujando a los incrédulos que se acerquen a EL, el tiempo se acaba. Todo lo redactado en el libro del Apocalipsis consiste en juicios que no tienen nada que ver con su ira. DEBEMOS TENER EN CLARO QUE EL DÍA DE LA IRA ES UN DÍA O AL MENOS EL PERÍODO DESDE SU SEGUNDA VENIDA HASTA EL ESTABLECIEMNTO DEL REINO MILENIAL. Allí descargará su ira alas naciones que adoraron a la bestia, a los que no creyeron a pesar de los juicios detallados desde el 1er sello hasta la 7ma trompeta.
Nuevamente es interpretar lo que queremos para acomodarlo a lo que nos enseñan en nuestras congregaciones.
Analicemos el verbo “librará” de 1 Tes 1:10, la traducción del término original es:

??????
jrúomai (Strong 4506): voz media de un verbo obsoleto, afín a G4482 (mediante la idea de una corriente; Compare G4511); precipitar o sacar (para uno mismo), i.e. rescatar: libertador, librar.

Todas estas apreciaciones del significado indicarían que seremos sacados de la escena. Es verdad, el problema es que no dice cuándo. Y si no dice cuando, porque no lo expresa, no podemos elegir cuando seremos rescatados. En el próximo punto veremos por qué este versículo no expresa cuando seremos rescatados.

9. El periodo de la Tribulación es llamado en la Biblia como el Día del Señor ( Sof 1,14). La Biblia dice, “el día del Señor vendrá así como ladrón en la noche. que cuando digan [los incrédulos]: Paz y seguridad, entonces vendrá sobre ellos (sobre los incrédulos) destrucción repentina, como los dolores a la mujer encinta, y no escaparán“(I Tes. 5: 2-3). Esos versos enseñan claramente que el periodo de la Tribulación vendrá sobre los incrédulos, pero no incluye los creyentes.

Nuevamente especulación. El período de la Tribulación no es el día de la ira, no es un período, es un día, y la Palabra de Yahweh indica que es un día, el día de la segunda venida del Mesías como explicamos el argumento anterior.
La trampa, o con mejor intención, el argumento, es nuevamente la extracción de un texto fuera de contexto.
Debemos leer desde el comienzo del capítulo 5, desde el primer versículo, sino, no sabemos por qué los incrédulos serán atrapados como “ladrón en la noche”, ¿lo vemos?:
1 Tesalonicenses 5: 1
“Pero acerca de los tiempos y de las ocasiones, no tenéis necesidad, hermanos, de que yo os escriba.”
¿Cómo que no tienen necesidad de que se les escriba sobre esto?
Cuando Pablo, llega a los Tesalonicenses, hace exactamente lo mismo que hizo en todos los lugares donde levantó iglesias. Los instruyó en las fiestas proféticas del Señor, los instruyo en la Torah y los Tesalonicenses sabían perfectamente que el tiempo de la llegada del Mesías por segunda vez ocurriría en tiempos de la fiesta de Trompetas o Iom Terhua.
Sabemos que las fiestas de Yahwe tienen un significado directo con hechos que suceden durante todo el plan de Dios con la humanidad. En Pascua Yahshúa fue crucificado, en la fiesta de panes sin levadura estuvo muerto, resucito en la fiesta de los primeros frutos, el Espíritu Santo descendió en tiempos de la fiesta de Shavout, en la Fiesta de Trompetas vendrá por Segunda vez, en Iom Kippur limpiará la maldad en toda la tierra para preparar el templo y el territorio para su reino y el la fiesta de Tabernáculos (en la que nació Yahshúa) establecerá el reino.
Por tanto, si bien nadie sabe cuándo vendrá el Mesías, podemos saber en que época del año vendrá. Por esto y mucho mas, es necesario tener presentes estas fiestas y celebrarlas, no solo porque es un mandato perpetuo de Yahweh, sino porque nos dan idea de cada una de las cosas proféticas de Yahshúa nuestro Mesías.
Por eso Pablo le escribe que no tiene necesidad de escribirles acerca de estas cosas. ¿Se ve cómo cambia la perspectiva cuando dejamos que la Palabra hable por sí sola sin las herejías que la iglesia actual predica sobre la ley y lo profetas?
La fiesta de Trompetas, casualmente es una fiesta que comienza cuando la astilla de la luna nueva se hace visible en el cielo, por tanto comienza a la noche. No es casualidad que tanto Cristo como Pablo, hablen del Ladrón en la noche.
La iglesia actual, que dice que ya no vive bajo la ley sino bajo la gracia, niega la ley (que en realidad vivir bajo la ley no tiene que ver con practicarla sino con el hecho de infringirla), y al no observarla (que no es requisito para ser salvo o no, porque por gracia somos salvos, por medio de la fe en Yahsúa, no por practicar la ley) seguramente está viviendo a la expectativa diaria de que viene en cualquier momento, cuando en realidad está estipulado por Yahweh que será bajo los tiempos de esta fiesta en particular, como cada hecho de la vida de Yahshúa está encuadrado en una de estas fiestas.
Quienes no estén al tanto de las celebraciones de Yahweh, será sorprendido como ladrón en la noche. Si es un incrédulo para su segunda resurrección, si es un creyente será sorprendido como las cinco vírgenes insensatas que no tenían aceite en sus lámparas. Pero no será el arrebatamiento pre tribulación lo que los sorprenderá, sino la Segunda venida en Gloria de nuestro Mesías.
¿Es claro todo esto?, ¿Hace sentido?, no es esto lo que conserva la armonía de las escrituras desde el Génesis hasta el Apocalipsis? Estos argumentos son para los creyentes domingueros calienta bancos.

10. En relación al rapto, la Biblia dice, “alentaos los unos a los otros con estas palabras”. Dios nos alienta y nos anima a esperar Su venida. (I Tes. 4:18). Sin embargo, La Biblia no menciona ni una palabra de aliento para la iglesia si llegara a pasar por la Gran Tribulación.


Esto es una gran mentira, vamos a ver cada una de las palabras de aliento que hay para cada iglesia antes de los tiempos de prueba (Tribulación):

Efeso:

Apocalipsis 2: 7:
“El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. Al que venciere, le daré a comer del árbol de la vida, el cual está en medio del paraíso de Dios.”

Esmirna:

Apocalipsis 2: 10:
“No temas en nada lo que vas a padecer. He aquí, el diablo echará a algunos de vosotros en la cárcel, para que seáis probados, y tendréis tribulación por diez días. Sé fiel hasta la muerte, y yo te daré la corona de la vida.”

Pérgamo:

Apocalipsis 2: 16-17:
“Por tanto, arrepiéntete; pues si no, vendré a ti pronto, y pelearé contra ellos con la espada de mi boca. El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. Al que venciere, daré a comer del maná escondido, y le daré una piedrecita blanca, y en la piedrecita escrito un nombre nuevo, el cual ninguno conoce sino aquel que lo recibe.”

Tiatira:
Apocalipsis 2:25-29:
“…pero lo que tenéis, retenedlo hasta que yo venga. Al que venciere y guardare mis obras hasta el fin, yo le daré autoridad sobre las naciones, y las regirá con vara de hierro, y serán quebradas como vaso de alfarero; como yo también la he recibido de mi Padre; y le daré la estrella de la mañana. El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias.”

Sardis:

Apocalipsis 3:5:
“El que venciere será vestido de vestiduras blancas; y no borraré su nombre del libro de la vida, y confesaré su nombre delante de mi Padre, y delante de sus ángeles.”

Filadelfia:

Apocalipsis 3:12:
“Al que venciere, yo lo haré columna en el templo de mi Dios, y nunca más saldrá de allí; y escribiré sobre él el nombre de mi Dios, y el nombre de la ciudad de mi Dios, la nueva Jerusalén, la cual desciende del cielo, de mi Dios, y mi nombre nuevo.”

Laodicea:

Apocalipsis 3:21-22:
“Al que venciere, le daré que se siente conmigo en mi trono, así como yo he vencido, y me he sentado con mi Padre en su trono. El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias.”

Como hemos visto, cada iglesia tiene su palabra de aliento. Yahshúa le esta mostrando por anticipado que sucederá a cada iglesia que venciere.
Si la iglesia no pasará por la Tribulación, ¿para qué son estas palabras de ánimo?

11. Jesús dijo a la iglesia en Filadelfia: “Por cuanto has guardado la palabra de mi paciencia, yo también te guardaré de la hora de la prueba [el periodo de la Tribulación], que ha de venir sobre el mundo entero, para probar a los moradores de la tierra “(Apocalipsis 3:10). Dios prometió mantener a los miembros de la Iglesia obediente fuera del periodo de la Tribulación.

Ahora vemos otro argumento para justificar una doctrina. El período de la Tribulación ahora no es “el día de la Ira”, como en los argumentos anteriores, ahora es el “período de la prueba”.
Pero veamos bien cuál es el real significado de este versículo de Ap 3:10:
Apocalipsis 3:10:
“Por cuanto has guardado la palabra de mi paciencia, yo también te guardaré de la hora de la prueba que ha de venir sobre el mundo entero, para probar a los que moran sobre la tierra.”

El término subrayado es la clave, no por una cuestión al azar, sino porque expresa lo que hará Yahweh por haber guardado la palabra de su paciencia.

Guardar: (Strong G5083)

?????

teréo, de ????? terós: guarda, conservar, custodiar, reservar.

¿Alguien puede decirme por qué el hecho de “guardar” tenga que ser indefectiblemente quitar, arrebatar o sacar del medio?
El término que debería haber existido si en realidad esto significa que seremos arrebatados en tiempos de la prueba (Tribulación) debería ser este:

??????
jarpázo: de un derivado de G138; apoderarse de (en varias aplicaciones): apoderarse, arrebatar.

Sin embargo no esta este término. El mensaje que le da a esta iglesia significa que como guardó con paciencia su testimonio a pesar de las tribulaciones y luchas será protegida de los acontecimientos futuros para poder darle su recompensa al final de todo:
Apocalipsis 3:12:
“Al que venciere, yo lo haré columna en el templo de mi Dios, y nunca más saldrá de allí; y escribiré sobre él el nombre de mi Dios, y el nombre de la ciudad de mi Dios, la nueva Jerusalén, la cual desciende del cielo, de mi Dios, y mi nombre nuevo.”

Pero lo más irracional o contra-exegético de todo esto es que se toma una promesa sobre una de las 7 iglesias para justificar este argumento del arrebatamiento pre tribulación. ¿Por qué no decidimos que el mensaje para la iglesia sea este por ejemplo?:

Apocalipsis 3:16:
Pero por cuanto eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca.”
Este sería a mi humilde entender el verdadero mensaje para la iglesia de hoy.
No me gusta hablar de herejías ni usar este término, pero no cabe duda que es muy conveniente seleccionar el mensaje fuera de contexto en forma correcta para justificar una doctrina que no es la que la Biblia enseña.

12. De acuerdo a la Biblia, las bodas del Cordero se llevará a cabo en el cielo antes de que Jesús regrese a pelear la batalla del Armagedón al final del periodo de la Tribulación (Apocalipsis 19: 7-21). Esto significa que la Iglesia va a ir al cielo [raptada] para las bodas del Cordero antes de la segunda venida.

Este es el pasaje más hermoso de toda la Palabra de Dios a mi limitado juicio:

Apocalipsis 19:7-21:
“Gocémonos y alegrémonos y démosle gloria; porque han llegado las bodas del Cordero, y su esposa se ha preparado. Y a ella se le ha concedido que se vista de lino fino, limpio y resplandeciente; porque el lino fino es las acciones justas de los santos. Y el ángel me dijo: Escribe: Bienaventurados los que son llamados a la cena de las bodas del Cordero. Y me dijo: Estas son palabras verdaderas de Dios. Yo me postré a sus pies para adorarle. Y él me dijo: Mira, no lo hagas; yo soy consiervo tuyo, y de tus hermanos que retienen el testimonio de Jesús. Adora a Dios; porque el testimonio de Jesús es el espíritu de la profecía. Entonces vi el cielo abierto; y he aquí un caballo blanco, y el que lo montaba se llamaba Fiel y Verdadero, y con justicia juzga y pelea. Sus ojos eran como llama de fuego, y había en su cabeza muchas diademas; y tenía un nombre escrito que ninguno conocía sino él mismo. Estaba vestido de una ropa teñida en sangre; y su nombre es: EL VERBO DE DIOS. Y los ejércitos celestiales, vestidos de lino finísimo, blanco y limpio, le seguían en caballos blancos. De su boca sale una espada aguda, para herir con ella a las naciones, y él las regirá con vara de hierro; y él pisa el lagar del vino del furor y de la ira del Dios Todopoderoso. Y en su vestidura y en su muslo tiene escrito este nombre: REY DE REYES Y SE~NOR DE SEÑORES. Y vi a un ángel que estaba en pie en el sol, y clamó a gran voz, diciendo a todas las aves que vuelan en medio del cielo: Venid, y congregaos a la gran cena de Dios, para que comáis carnes de reyes y de capitanes, y carnes de fuertes, carnes de caballos y de sus jinetes, y carnes de todos, libres y esclavos, pequeños y grandes. Y vi a la bestia, a los reyes de la tierra y a sus ejércitos, reunidos para guerrear contra el que montaba el caballo, y contra su ejército. Y la bestia fue apresada, y con ella el falso profeta que había hecho delante de ella las señales con las cuales había engañado a los que recibieron la marca de la bestia, y habían adorado su imagen. Estos dos fueron lanzados vivos dentro de un lago de fuego que arde con azufre. Y los demás fueron muertos con la espada que salía de la boca del que montaba el caballo, y todas las aves se saciaron de las carnes de ellos.”

Los hechos narrados en el libro del Apocalipsis ocurren en forma cronología a través de los capítulos. De hecho, aun quienes defienden esta doctrina dividieron este libro en 3 partes: las cosas que fueron (la aparición del Hijo del Hombre en Gloria al apóstol Juan), las que son (el mensaje a las siete iglesias) y las que han de venir (del capítulo 4 en adelante).
Pero fijemos la atención en este versículo específico de este pasaje:

Apocalipsis 19:17:
“Y vi a un ángel que estaba en pie en el sol, y clamó a gran voz, diciendo a todas las aves que vuelan en medio del cielo: Venid, y congregaos a la gran cena de Dios,”

Este es el ángel que está invitando a las bodas del cordero, la cena de Dios (Reina Valera 1960). Si está parado en el Sol, está hablando a los moradores de la tierra. Y sabemos que esto es así porque la morada de Yahwe, es en el tercer cielo, donde el apóstol Pablo fue en espíritu y vio cosas que ojos jamás vieron.
Entonces la cronología de esto sería así: viene el Mesías, luego un ángel parado en el Sol llama a los justos a las bodas del Cordero y luego el Mesías ejecuta su juicio. Esto indica que el arrebatamiento es al final del período de prueba (Tribulación) y no antes.

Ahora, si todo este desarrollo no fuera fiel a la palara de Dios, y lo desecháramos que alguien me explique por qué el hecho de que las bodas del Cordero se efectuarán antes de que el Mesías luche la batalla del Armagedón implica que la iglesia será arrebatada antes.


13. El fin de los tiempos será como en los días de Noé (Mat. 24:37). Noé y su familia fueron retirados de la tierra [montados en el arca] antes de la inundación. Creemos que esto significa que la Iglesia será removida de la tierra antes del juicio de Dios [raptados antes de que comience el periodo de la Tribulación] (Génesis 7:23).

Esto es otra vez pura especulación. Noé y su familia no fueron retirados de la tierra, fueron puestos en un arca con siete parejas de animales puros y dos parejas de animales impuros de cada género. Fueron protegidos de la inundación dentro de un arca que no se hundió. Si fueron retirados de la tierra, ¿A dónde fueron?, a ningún lado fueron, estuvieron en la tierra en el arca flotando sobre la inundación. ¿Dónde fue la inundación?, ¿en el espacio?, NO, en la tierra fue la inundación.
Otra vez tratamos de justificar un argumento sin ningún tipo de sustento. ¿Cómo comparar a un grupo de personas que esta flotando en un arca sobre las aguas de un planeta inundado por un diluvio con el hecho de ser transpuesto de la tierra a los cielos?
Lo correcto, lógico y mentalmente más sano es pensar que así como Noé fue protegido en un arca mientras la humanidad de esos tiempos era juzgada, así seremos protegidos en el día de la prueba (Tribulación) cuando se ejecuten las pruebas de Yahweh.

14. El final de los tiempos será como en los días de Lot (Lucas 17:28). Lot y su familia fueron retirados de Sodoma antes de que el juicio de Dios empiece [antes de que el fuego y el azufre cayera] (Génesis 19:16). Creemos que esto significa que la Iglesia será removida de la tierra antes del juicio de Dios [raptados antes del periodo de la Tribulación].

Este argumento más que defender, atenta contra esta doctrina del arrebatamiento previo a la Tribulación. No solo por todo lo dicho anteriormente, sino que fueron rescatados por los tres ángeles que visitaron a Lot en Sodoma. Los sacaron fuera de Sodoma y Gomorra, a las afueras de la ciudad para que la tormenta de fuego y azufre que viene del cielo no los afecte. No los sacaron del planeta.
Nuevamente se recurre a asociar hechos completamente diferentes para justificar una doctrina. Si bien esto es sombra de lo que sucederá en los últimos tiempos no necesariamente este hecho descripto en el libro del Génesis tiene que ver con que la Iglesia será sacada del planeta antes del período de Prueba. ¿Qué elementos lógicos, ni siquiera escriturales tenemos para asociar de esta forma?
En todo caso, seremos protegidos como lo fue Noé en el arca y como lo fue Lot al huir con los tres ángeles de la ciudad. Por otro lado, la mujer de Lot no hubiera sido convertida en estatua de sal por mirar atrás, ya que no estaría ahí. Bajo este razonamiento de asociar este hecho con el arrebatamiento pre tribulación cualquier creyente arrebatado que mirara atrás sería devuelto a la tierra. Esto ni se menciona en la Palabra de Yahweh, simplemente porque no está.

15. Jesús estaba hablando sobre el periodo de la Tribulación cuando dijo: “….orando que seáis tenidos por dignos de escapar de todas estas cosas que vendrán, y de estar en pie delante del Hijo del Hombre.” (Lucas 21:36). Tenidos por dignos de escapar, no de aguantar No parece razonable creer que Jesús diría a la Iglesia que ore para aguantar la gran tribulación.

¿Por qué Jesús no diría a la iglesia que ore para aguantar la Tribulación?, ¿acaso no les da un mensaje de aliento a aguantar a las siete iglesias en el capítulo 3 del libro de Apocalipsis?, ¿No dice acaso la Palabra de Yahweh que por guardar la palabra de su paciencia seremos guardados en la hora de la prueba como dice Ap. 3:10 (utilizando el mismo argumento que afirma que nos vamos antes de la Tribulación)?.
Casualmente, este argumento que sostiene la idea de un arrebatamiento pre tribulación se contradice con el argumento Nro.11 de esta lista.
Se puede alegar el hecho de que Jesús les esta hablando a los Judíos si fuera como tal se rebate, pero nos olvidamos que los creyentes, al recibir a Yahshúa pasamos a estar bajo el pacto y ser injertados en el Olivo de Romanos 11.
Yahshúa viene a buscar una novia preparada, y ¿Qué mejor preparación que el período de la prueba (Tribulación) para ese proceso?, y más sabiendo que si guardamos la palabra de su paciencia seremos guardados en el momento de la prueba como indica Ap. 3:10. Es una cuestión de fe, guardar su palabra en todo momento, y él nos guardará a nosotros de lo que sea. ESA ES LA PROMESA!


16. La Biblia dice: “Porque ya está en acción el misterio de la iniquidad; sólo que hay quien al presente lo detiene, hasta que él a su vez sea quitado de en medio. Y entonces se manifestará aquel inicuo, a quien el Señor matará con el espíritu de su boca, y destruirá con el resplandor de su venida;“(2 Tes. 2: 7-8). La interpretación más común de esto, según comentaristas; es que el anticristo no puede ser revelado hasta que la Iglesia sea llevada de la tierra. Quien lo refrena es la única Iglesia, esto significa que la Iglesia será llevada antes de que el anticristo sea revelado [eso es el Rapto Pre-Tribulacional].

Existen dos posturas sobre quien detiene este misterio de iniquidad:


1) Apocalipsis 12:7-8:
“Después hubo una gran batalla en el cielo: Miguel y sus ángeles luchaban contra el dragón; y luchaban el dragón y sus ángeles; pero no prevalecieron, ni se halló ya lugar para ellos en el cielo. Y fue lanzado fuera el gran dragón, la serpiente antigua, que se llama diablo y Satanás, el cual engaña al mundo entero; fue arrojado a la tierra, y sus ángeles fueron arrojados con él.”
Esta postura indica que quien detiene este misterio es el arcángel Miguel y su ejército, y al no prevalecer estas huestes en la lucha fueron arrojados.

2) 2 Tesalonicenses 2:78:
“Porque ya está en acción el misterio de la iniquidad; sólo que hay quien al presente lo detiene, hasta que él a su vez sea quitado de en medio. Y entonces se manifestará aquel inicuo, a quien el Señor matará con el espíritu de su boca, y destruirá con el resplandor de su venida;
Esta otra postura indica que el que lo detiene es el Espíritu Santo.

No es verdad que sea la iglesia la que detiene este misterio de iniquidad. Y sabemos eso porque en versículo se está refiriendo a “quién lo detiene”, no a “quienes lo detienen “o a “que lo detiene”. Por eso desde mi juicio limitado descarto la primer posibilidad de que es el Arganel Miguel con su ejército y hago énfasis en que es el Espíritu Santo porque las veces que la Palabra se refirió a la Iglesia lo hizo desde la perspectiva de un sustantivo que denota algo y no alguien y el versículo en cuestión indica “alguien”, y ese alguien es “la persona del Espíritu Santo”.
Aún así veamos que significa el término quitado de en medio que traduce la versión Reina Valera 1960:
El término traducido en “quitado” es el siguiente:
???????
gínomai (Strong g1096) este término se usa para: “acabar, acercar, acontecer, alcanzar, caer, cesar, comportarse, constituir, continuar, convertir, cumplir, Dios (nos libre), dividir, divulgar, efectuar, espantar, expulsar, gobernar, hacer, intervenir, levantar, librar, llegar, llenar, (de ninguna) manera, nacer, participante, pasar, poner, producir, quedar, reducir, resultar, sobrevenir, suceder, temblar, venir, volver.

Si vemos todos los usos que el griego le da a este sustantivo no hay forma de ver si el ser quitado de en medio significa arrebatamiento en caso de que fuera la iglesia. Entonces podemos decir que este versículo que afirma que es la iglesia lo que detiene al misterio de iniquidad (como si hoy en día el misterio de iniquidad no actuara, basta solo con ver las noticias mundiales en el noticiero) es otra mera especulación.
Quien lo detiene es el Espíritu Santo, que , según todas las traducciones que tiene el verbo “gínomai” lo podemos definir como que se quita del camino, libra el espacio para actuar, expulsa al lugar del hecho, para actuar con todo el control y no con los límites que le es impuesto por Yahweh (ver evidencia en Job Capitulo 1 al 3 que indica los márgenes que el inicuo tiene para moverse).
Reitero, a mi humilde forma de entender, este argumento es mera especulación sin evidencia escritural.

17. Isaiah escribió: “Tus muertos vivirán; sus cadáveres resucitarán. !!Despertad y cantad, moradores del polvo! porque tu rocío es cual rocío de hortalizas, y la tierra dará sus muertos. Anda, pueblo mío, entra en tus aposentos, cierra tras ti tus puertas; escóndete un poquito, por un momento, en tanto que pasa la indignación. Porque he aquí que Jehová sale de su lugar para castigar al morador de la tierra por su maldad contra él; y la tierra descubrirá la sangre derramada sobre ella, y no encubrirá ya más a sus muertos“(Is. 26: 19-21). Nótese, que los muertos se levantan primero [El rapto]. El pueblo de Dios es llamado a esconderse en sus recamaras por un corto tiempo hasta que la indignación [El periodo de la Tribulación] termine.

Este argumento, con solo leer el pasaje carece de sentido, porque indica que los muertos son los que serán arrebatados, ¿y los vivos que estén en ese momento no serán transformados como dice Pablo en 1° Corintios 15?
Por otro lado si este argumento afirma que el pueblo de Dios es llamado a esconderse en sus recámaras por un corto tiempo hasta que la Tribulación termine, ¿entonces que pasara con el pueblo de Dios?, ¿se va antes o después de la Tribulación?, ¿serán arrebatados los muertos solamente?, ¿Y los demás?¿cuándo serán transformados?
Es mera especulación desde mi punto de vista intentar conectar este pasaje con el proceso de transformación que describe Pablo en 1° de Corintios 15
Creo que este es un pasaje que contradice sus propias convicciones sobre el rapto pre tribulación. Se debe tratar de un error.

18. Malaquías escribió que Dios dijo: “Y serán para mí especial tesoro, ha dicho Jehová de los ejércitos, en el día en que yo actúe; y los perdonaré, como el hombre que perdona a su hijo que le sirve. Entonces os volveréis, y discerniréis la diferencia entre el justo y el malo, entre el que sirve a Dios y el que no le sirve“(Malaquías 3: 17-18). Los estudiosos que creen en el Rapto pre-tribulacional, creen que Dios está diciendo que Él vendrá por su Iglesia [el rapto] y luego regresará con su Iglesia [la segunda venida] para juzgar entre el justo y el impío.

Este argumento contradice en forma completa los hechos relatados desde el capítulo 19 al 20 del libro de Apocalipsis.
Los mismos antisemitas romanos que sostienen que Yahshúa vendrá por su iglesia antes de la Tribulación y que luego volverá (sería su tercer venida, ¿no eran dos las venidas?) con su iglesia a Juzgar entre el justo y el impío son los mismos que sostienen que este versículo es solo para Israel, que identifican con el pueblo judío y no con las doce tribus: Judá y la media tribu de Benjamín por un lado y las otras diez tribus por el otro.
Si se pusieran de acuerdo sobre a quien está referido este pasaje se podría hacer un análisis, pero primero deben decidir si es para los Judíos como ellos llaman a las doce tribus o para la iglesia. Si es a la iglesia seria a favor del rapto pre tribulación, si fuera solo para Israel según ellos serán para su segunda venida.
Estas incongruencias son las que dejan al descubierto las doctrinas que no son bíblicas, porque interrumpen con pasajes como éste la armonía natural que las Escritura tienen por sí mismas. El ejemplo más claro es poner un rapto entre la primer venida y la segunda haciendo de sus venidas tres y no dos. Normalmente justifican esto diciendo que ellos consideran “venida” cuando Yahshúa pone los pies sobre la tierra y que en el rapto eso no sucederá, pero nuevamente no hay evidencia escritural alguna de razonar de esta manera.
Nuevamente, mera especulación.

19. En el rapto, Jesús viene por su Iglesia (I Tes. 4: 16-17; Juan 14: 3). Cuando venga al final del periodo de la Tribulación, Él vendrá con su Iglesia (I Tes 3:13;. Rev. 19:14).

Veamos con detenimiento estos dos pasajes:

1° Tesalonicences 4:16-17:
“Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero. Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor.”

Juan 14:3:
”Y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis.”

Es más que claro que seremos tomados, pero estos dos pasajes no indican si esto será antes o después de la tribulación.
Ahora analicemos los otros dos pasajes:
1 tesalonicenses 3:13:
“ para que sean afirmados vuestros corazones, irreprensibles en santidad delante de Dios nuestro Padre, en la venida de nuestro Señor Jesucristo con todos sus santos.”

Veamos que significa santos:

????? (Strong G40)
jágios
de ???? jágos (cosa terrible) [Compare G53, H2282]; sagrado (físicamente puro, moralmente sin culpa o religioso, ceremonialmente consagrado):- santísimo, santo, santa.
Entendiendo que según el Strong la definición del término “santo” es ceremonialmente “consagrado”, el apóstol nos dice que debemos estar allí y de esa forma cuando el venga con sus consagrados. Pero entonces, ¿quiénes son esos santos?, ¿los ya arrebatados?, si es así, los que debemos estar irreprensibles ¿quiénes somos? Debemos ser santos para cuando el venga con sus santos. Parece una contrariedad.
Estos santos, son su ejército celestial, no su iglesia como afirma esta doctrina.
Ahora analicemos el otro versículo que expone esta doctrina:
Apocalipsis 19:14:
“Y los ejércitos celestiales, vestidos de lino finísimo, blanco y limpio, le seguían en caballos blancos.”

Este versículo afirma el verdadero significado de quiénes son sus santos con los que vendrá, son sus ejércitos con los que vendrá a luchar contra las naciones en su segunda venida. No es la iglesia. Porque si en 1° Tesalonicences 3:13 nos dice que debemos estar irreprensibles hasta el momento de su venida, y que esa venida será con sus santos, evidentemente los santos de los que habla este versículo no es la iglesia. Pensar esto es decir algo así: “debemos estar irreprensibles para cuando el venga a arrebatarnos con todos sus arrebatados”.
Este argumento es imposible de probar con estos pasajes ya que se caen solo por el simple hecho de aplicar la lógica.

20. Con relación a la Segunda Venida, Jesús dijo: “Pero del día y la hora nadie sabe, ni aun los ángeles de los cielos, sino sólo mi Padre” (Mat. 24:36). Pero si la Iglesia pasará por el periodo de la Tribulación, algunos sabrán el día, ya que será de siete años a partir de la firma del pacto de siete años. Algunos sabrán el día, ya que será 1.260 días desde el día en que el anticristo profana el templo (Ap 12: 6).

En primer lugar, este argumento nace de un error de interpretación del pasaje de Daniel 9:27, donde dice que “por una semana más hará pacto con muchos hasta la mitad de esa semana en que cesará el sacrificio, y después vendrá el desolador a cumplir con todo lo que está determinado”.
La mayoría de las interpretaciones afirman que quien hará el pacto con todas las naciones es el anticristo. Pero es imposible que el versículo 27 del capítulo 9 de Daniel hable de él. Porque si metemos el versículo dentro del contexto del relato nos daremos cuenta de que el que hará pacto con muchos será el Mesías. No hay referencia alguna de que sea el anticristo, De hecho, en el mismo versículo nombra al desolador recién a la mitad de esa última semana. A parte no hay evidencia escritural alguna que indique que habrá un pacto con todas las naciones por parte del anticristo durante siete años que luego romperá. De hecho, el término “cesará el sacrificio” tiene que ver con la muerte de nuestro Mesías en la Cruz, hecho por el cual se hizo sacrificio único y perfecto para siempre, cesando el sacrificio ceremonial de expiación.
Por otro lado Pablo le habla a los tesalonicenses lo siguiente:
1 Tesalonicenses 5: 1
“Pero acerca de los tiempos y de las ocasiones, no tenéis necesidad, hermanos, de que yo os escriba.”

Y les dice esto porque los creyentes de Tesalónica, al igual que todo el que se pusiera bajo el pacto que Dios hizo con Israel al creer en Yahshúa, celebraban las fiestas del Señor y sabían perfectamente que la venida de nuestro Mesías sería durante la Fiesta de las Trompetas, primera fiesta de otoño. Ellos, como nosotros, no sabían un el día ni la hora, pero sí conocían la época, como nosotros. A esto se refería Pablo.
Pero este argumento se hace valido para los que apoyan esta doctrina porque afirman que la ley esta abolida porque nuestro Mesías la cumplió por nosotros. Y al desconocer la Ley, también se desconoce el espíritu y significado de cada una de las fiestas del Señor. Y este desconocimiento da lugar a argumentos como el de éste punto para acreditar una doctrina.

Para concluir, veamos que sucede con Ap. 12:6:

Apocalipsis 12:6:
“Y la mujer huyó al desierto, donde tiene lugar preparado por Dios, para que allí la sustenten por mil doscientos sesenta días.”
Este versículo no es más que la comprobación del hecho relatado en Apocalipsis 3:10, es la protección de YAHWE a los suyos en el día de la prueba, dada a los que guarden el testimonio de la paciencia del que Yahshúa le habla a la iglesia.


21. Creemos que la Iglesia no pasara por la tribulación por versículos como: 10 Por cuanto has guardado la palabra de mi paciencia, yo también te guardaré de la hora de la prueba que ha de venir sobre el mundo entero, para probar a los que moran sobre la tierra. Apocalipsis 3:10

Nuevamente, y como hemos explicado anteriormente, el ser guardados del día de la prueba no implica ser arrebatados del planeta. Ya se ha expuesto el argumento que derriba esta creencia en puntos anteriores. El guardar, es proteger, amurallar, defender, cuidar. No es “arrebatar”. Es un argumento repetido.

22. En las siete cartas a las siete iglesias, Jesús dijo: “El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias” siete veces (Ap. 2: 7,11, 17, 29; 3: 6 , 13, 22). Cuando llegamos al periodo de la Tribulación, Jesús dijo: “Si alguno tiene oído, oiga” (Apoc 13: 9). Dejó la parte que dice: “lo que el Espíritu dice a las iglesias“, esto es porque no habrá iglesia en la tierra que pase por el período de la Tribulación. La Iglesia estará en el cielo.

Este argumento a mi humilde juicio es pura especulación. Porque si colocamos el versículo dentro del contexto veremos que se relata lo que la Bestia hará en su apogeo, en su tiempo y dos versículos antes (Apocalipsis 13:7), dice lo siguiente:
“Y se le permitió hacer guerra contra los santos, y vencerlos. También se le dio autoridad sobre toda tribu, pueblo, lengua y nación.”
¿Quiénes son esos santos?, ¿no fueron arrebatados antes de estos hechos relatados?
Aparentemente esto es un texto sacado fuera de contexto para hacer otro texto. La doctrina del arrebatamiento pretribulacional parece contradecirse.

23. Cuando el rapto ocurra, la Iglesia sube al encuentro con Jesús en el aire (I Tes. 4: 13-18), pero al final del periodo de la Tribulación la Iglesia regresara a la tierra con Jesús para presenciar la batalla de Armagedón(Apocalipsis 19: 14-21).

Totalmente de acuerdo con este argumento. El punto es que 1° de Tesalonicenses 4:13-16 no afirma cuando será el rapto. Y no lo afirma porque lo que en realidad revelan las escrituras es que al final de la tribulación, los que hayan seguido las advertencias que nuestro Mesías le da a las siete iglesias, que fueron protegidos como indica Ap. 12, y hayan sido guardados en el día de la prueba como indica Ap 3:10, serán recogidos de los cuatro puntos de la tierra mientras el Cordero y su ejército celestial luchen contra el ejército de las naciones que se armaron contra El en el valle de Ar Meggido (Armagedón).
Apocalipsis 19:11-19
“ Entonces vi el cielo abierto; y he aquí un caballo blanco, y el que lo montaba se llamaba Fiel y Verdadero, y con justicia juzga y pelea. Sus ojos eran como llama de fuego, y había en su cabeza muchas diademas; y tenía un nombre escrito que ninguno conocía sino él mismo. Estaba vestido de una ropa teñida en sangre; y su nombre es: EL VERBO DE DIOS. Y los ejércitos celestiales, vestidos de lino finísimo, blanco y limpio, le seguían en caballos blancos. De su boca sale una espada aguda, para herir con ella a las naciones, y él las regirá con vara de hierro; y él pisa el lagar del vino del furor y de la ira del Dios Todopoderoso. Y en su vestidura y en su muslo tiene escrito este nombre: REY DE REYES Y SEÑOR DE SEÑORES. Y vi a un ángel que estaba en pie en el sol, y clamó a gran voz, diciendo a todas las aves que vuelan en medio del cielo: Venid, y congregaos a la gran cena de Dios, para que comáis carnes de reyes y de capitanes, y carnes de fuertes, carnes de caballos y de sus jinetes, y carnes de todos, libres y esclavos, pequeños y grandes. Y vi a la bestia, a los reyes de la tierra y a sus ejércitos, reunidos para guerrear contra el que montaba el caballo, y contra su ejército. “
Las escrituras revelan que el arrebatamiento será sobre el final de la tribulación. El texto en “negrita” relata el arrebatamiento, y está dentro del contexto del final del período. No al principio. No lo digo yo, solo copie lo que está escrito en la palabra.

24. El Rapto Pre-Tribulación es más consistente con la gracia de Dios, el amor, la misericordia, la compasión, etc. El Post-Tribulación es más consistente con la ira de Dios.

Estoy en desacuerdo con este argumento. Reflexivamente hablando suena bien, pero no es consistente. Mientras sigamos pensando que el período de la tribulación es para castigo y no para prueba y juicio jamás entenderemos que este periodo consiste en el apuro de Dios para que todos vayamos a arrepentimiento y tengamos parte en su herencia. Porque pensar como indica este argumento le quita valor a las tribulaciones que han vivido los discípulos de Yahshúa en sus ministerios, a las penurias y pruebas que vivió la iglesia primitiva, y a las tribulaciones diarias que vivimos los que todavía estamos aquí, en este mundo bajo el maligno. ¿Todos estos sufrientes por el evangelio no fueron alcanzados por la gracia? La prueba es lo que forja nuestro carácter, lo que nos prepara para ser la novia que celebrará junto a su amado las Bodas del Cordero.
Una vez más, a mi humilde entender, esto no tiene sustento escritural.
25. Si el rapto se llevara a cabo al final del periodo de la Tribulación, y todos los malvados se eliminan de la tierra en ese momento (Mat. 13: 24-30, 47-50; 25:41), nadie se quedará para volver a poblar la tierra durante el Milenio. Si todos los salvados son raptados y todos los perdidos se eliminan de la tierra al final del periodo de la Tribulación, nadie será dejado para volver a poblar la tierra.
Del mismo modo, si el arrebatamiento se produce antes de la tribulación y al final de ella son eliminados todos los malvados tenemos el mismo escenario. La realidad es que cuando el Mesías con sus ejércitos celestiales prevalezcan y Yahshúa establezca su reino milenial, lo hará sobre los que han quedado. No es verdad que no quedará nadie después de la guerra de Armagedón. De otro modo, ¿sobre quién regirá el Mesías con vara de hierro a las naciones como indica el Salmo 2?. Sea antes o después de la tribulación no cambia en absoluto el escenario planteado por el argumento expuesto.
Se me ocurre que este punto debe tratarse de un error o que se argumenta esto por falta de conocimiento de las escrituras. Tampoco tiene sustento desde ninguna lógica.

26. El anticristo prevalecerá contra los santos durante el periodo de la Tribulación, pero las puertas del infierno no prevalecerán contra la Iglesia (Rev. 13: 7; Mateo 16:18.). Por lo tanto, la Iglesia no pasará por el período de la Tribulación.

Nuevamente una cosa no justifica la otra. Es mas que claro que las puertas del infierno no prevalecerá contra la iglesia. Lo dijo Yahshúa mismo a Pedro esto. Pero esto no indica en lo absoluto que la iglesia deba irse antes de la tribulación. Sino ¿para que se escribieron las cartas a las siete iglesias si esta iba a ser arrebatada antes? Alguno me puede decir que las cartas fueron escritas para prevalecer en la fe hasta el arrebatamiento y no pasar por la tribulación, pero yo preguntaría nuevamente, ¿Quiénes son los santos de la tribulación de Ap. 13:7 entonces? Y me contestarían que serían personas que creyeron en Yahshúa cuando vieron que se quedaron y no fueron arrebatadas. Pero yo repreguntaría ¿y que pasaría con ellos? Y me volverían a contestar que por no creer en tiempos de la gracia deberán morir en manos del anticristo para ir al cielo. A lo que yo contestaría que las escrituras no dicen ni insinúan esa afirmación en ningún lado, porque de hecho así es. También agregaría que no es necesario que la iglesia sea arrebatada para que no prevalezcan las puertas del infierno contra ella.

27. Los veinticuatro ancianos [Representantes de la Iglesia] estarán en el cielo antes de que se rompan los siete sellos (Rev. 4: 4; 6: 1-17).

Voy a intentar verificar si estos veinticuatro ancianos representan a la iglesia, empecemos:
Apocalipsis 4:4:
“Y alrededor del trono había veinticuatro tronos; y vi sentados en los tronos a veinticuatro ancianos, vestidos de ropas blancas, con coronas de oro en sus cabezas.”

Leyendo todo el capítulo 4, porque de esta forma es que se analizan los versículos, dentro del contexto en que fueron escritos podemos ver que hay veinticuatro tronos con veinticuatro ancianos. Pero no revelan que son los representantes de la iglesia. Quienes sostienen que el rapto será antes de la tribulación aducen que Ap.4:1 describe el acto del arrebatamiento. Pero lo que Juan está viendo es una revelación de la morada celestial, por lo que se puede afirmar que esa visión es totalmente atemporal. A parte, Juan los ve una vez que es llevado en el espíritu al cielo, entonces, si Juan es arrebatado y este capítulo describe en parte el arrebatamiento pretribulacional, evidentemente esos ancianos llegaron antes que él, porque cuando llega ellos ya están ahí. Esto tira por la borda el acto del rapto que describen los que sostienen que será antes de la tribulación.
Si cuando Juan llega, ellos ya están… ¿fueron arrebatados antes?, ¿no es que la Iglesia es arrebatada toda junta según creen quienes sostienen esta doctrina?
Imposible. No tiene lógica.

Ahora vamos a Apocalipsis 6:1.17:

Sin leemos todo el capítulo, podemos conocer que el mismo relata la apertura de los sellos, los 4 caballos etc. Pero lo que me sugirió por algún segundo lo que este pasaje significa para quienes lo argumentan como prueba del arrebatamiento pretribulacional fue este pasaje del capítulo 6:

Apocalipsis 6:9.10:
“Cuando abrió el quinto sello, vi bajo el altar las almas de los que habían sido muertos por causa de la palabra de Dios y por el testimonio que tenían. Y clamaban a gran voz, diciendo: ¿Hasta cuándo, ¿Señor, santo y verdadero, no juzgas y vengas nuestra sangre en los que moran en la tierra?

En realidad, no se efectivamente si para ellos este es el versículo clave de este capítulo, porque en realidad nada deja entrever que el arrebatamiento será antes de la tribulación, pero estimo que por el contenido de estos dos versículos debe estar relacionados.
Y el significado de este versículo dentro de este capítulo es la descripción de los muertos por el testimonio de Yahshúa, quienes evidentemente pasaron por tribulaciones que les hicieron perder la vida, tribulaciones que según quienes afirman que nos vamos antes no las vamos a vivir.
Parece incoherente.

En definitiva, ninguno de estos versículos afirma que la iglesia es arrebatada antes de la tribulación.

28. Jesús estaba hablando sobre el periodo de la Tribulación cuando dijo: “Ora siempre para que seáis tenidos por dignos de escapar de todas estas cosas que han de venir” (Lucas 21:36). No dijo, “Ora siempre para que seáis tenidos por dignos de sufrir alguna o todas estas cosas que han de venir.”

Lucas 21:36 se refiere a que debemos orar para ser dignos de escapar de todas estas cosas. Pero no significa esto que seremos arrebatados para no vivir estas cosas. Sino que en Apocalipsis 12 se describe perfectamente cómo vamos a escapar de todas estas cosas. De cómo vamos a ser protegidos por Dios cuando seamos perseguidos por guardar los mandamientos y tener el testimonio de Yahshúa. Aquí va:
Apocalipsis 12
“Apareció en el cielo una gran señal: una mujer vestida del sol, con la luna debajo de sus pies, y sobre su cabeza una corona de doce estrellas. Y estando encinta, clamaba con dolores de parto, en la angustia del alumbramiento. También apareció otra señal en el cielo: he aquí un gran dragón escarlata, que tenía siete cabezas y diez cuernos, y en sus cabezas siete diademas; y su cola arrastraba la tercera parte de las estrellas del cielo, y las arrojó sobre la tierra. Y el dragón se paró frente a la mujer que estaba para dar a luz, a fin de devorar a su hijo tan pronto como naciese. Y ella dio a luz un hijo varón, que regirá con vara de hierro a todas las naciones; y su hijo fue arrebatado para Dios y para su trono. Y la mujer huyó al desierto, donde tiene lugar preparado por Dios, para que allí la sustenten por mil doscientos sesenta días. Después hubo una gran batalla en el cielo: Miguel y sus ángeles luchaban contra el dragón; y luchaban el dragón y sus ángeles; pero no prevalecieron, ni se halló ya lugar para ellos en el cielo. Y fue lanzado fuera el gran dragón, la serpiente antigua, que se llama diablo y Satanás, el cual engaña al mundo entero; fue arrojado a la tierra, y sus ángeles fueron arrojados con él. Entonces oí una gran voz en el cielo, que decía: Ahora ha venido la salvación, el poder, y el reino de nuestro Dios, y la autoridad de su Cristo; porque ha sido lanzado fuera el acusador de nuestros hermanos, el que los acusaba delante de nuestro Dios día y noche. Y ellos le han vencido por medio de la sangre del Cordero y de la palabra del testimonio de ellos, y menospreciaron sus vidas hasta la muerte. Por lo cual alegraos, cielos, y los que moráis en ellos. !!Ay de los moradores de la tierra y del mar! porque el diablo ha descendido a vosotros con gran ira, sabiendo que tiene poco tiempo. Y cuando vio el dragón que había sido arrojado a la tierra, persiguió a la mujer que había dado a luz al hijo varón. Y se le dieron a la mujer las dos alas de la gran águila, para que volase de delante de la serpiente al desierto, a su lugar, donde es sustentada por un tiempo, y tiempos, y la mitad de un tiempo. Y la serpiente arrojó de su boca, tras la mujer, agua como un río, para que fuese arrastrada por el río. Pero la tierra ayudó a la mujer, pues la tierra abrió su boca y tragó el río que el dragón había echado de su boca. Entonces el dragón se llenó de ira contra la mujer; y se fue a hacer guerra contra el resto de la descendencia de ella, los que guardan los mandamientos de Dios y tienen el testimonio de Jesucristo. “
Vamos a pasar por la Tribulación.

29. Jesús dijo: “Cuando estas cosas [las señales] comiencen a suceder, erguíos y levantad vuestra cabeza, porque vuestra redención está cerca” (Lucas 21:28). Él no dijo: “Después que todas estas cosas sucedan su redención estará cerca.”

De hecho, Yahshúa no dice en este versículo “después de estas cosas su redención está cerca”. Hay todo un libro que dice por las cosas que vamos a pasar y de las cuales seremos protegidos divinamente por YAHWE, ese libro es el libro del Apocalipsis.
Pero quienes sostienen esta doctrina desechan todos los versículos del Antiguo Testamento que habla de lo que sucederá. Porque argumentan que esas profecías son solo para Israel. Pero en realidad el gran problema de esta doctrina es ese: LA IGLESIA NO SABE QUIENES SON LOS JUDIOS Y QUIENES SON ISRAEL.

Estimados hermanos, el fin de toda esta exposición no tiene que ver con contender con los hermanos, sino de ver, que no podeos armar una doctrina ni leer la Palabra de Yahweh en base a lo que aprendemos en nuestras congregaciones, porque siempre vamos a tratar, en forma inconsciente, de acomodar lo que leemos de la Biblia a lo que escuchamos en nuestras congregaciones. Pero la Palabra habla por sí sola. QUE YAHWEH BENDIGA A TODO EL QUE RETENGA EL TESTIMONIO DE YAHSHÚA Y SIGA SUS MANDAMIENTOS.

{
}
{
}

Deja tu comentario El arrebatamiento pre tribulación a prueba

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre